miércoles, 11 de enero de 2012

Al menos, a mi parecer... #13

¿Es mejor cómic una "obra maestra", o un tebeo que te relees cien veces?

Más de una vez me lo he planteado. Es mejor historia aquella de dos o tres números "Close Before Striking", escrita por Brian K. Vaughan y dibujada por Scott McDaniel, en la que se ahonda en los problemas de Bruce por abandonar incluso sus identidades "supérfluas", como Cerillas Malone, y el enfrentamiento "final" con Scarface, que muchas de las novelas gráficas del personaje, vendidas y calificadas como "obras maestras" por muchos en sus blogs.

Se escriben miles de posts e incluso libros teóricos sobre el The Dark Knight Returns de Miller, pero nada sobre esta historieta de dos tebeos dentro de la serie regular. Y yo me he leído como 3 o 4 veces el DKR, y creo que ya voy por la 15ª vez que me leo la historieta mencionada, gracias a que coincidía completa en un tomito de la serie regular de Norma Editorial.

Por supuesto que me encanta el TDKR, y me parece magnífico y probablemente sin ese punto de inflexión podríamos no haber tenido años después este Batman escrito por autores como Rucka, Brubaker o el citado Vaughan... Pero, al menos a mi parecer, ésa sencilla historia sobre Cerillas Malone va a ser siempre mejor que la Novela Gráfica encumbrada. Y no tengo que compararlas en arte, narrativa... Es que me releo casi cada trimestre la otra. Y eso, tiene que significar algo.

Así que si ya nos apartamos de Batman, y nos vamos, por ejemplo, a Watchmen... No voy a ser el tìpico Amanda Hunsaker, no, pero, simplemente, una obra maestra, como decía mi buen amigo Chapu el otro día, también debe ser contextualizada en su momento y época, y WATCHMEN no era una novela gráfica, era una serie de Grapa. y sólo así, leída poco a poco, y entendiendo el contexto sociocultural de los 80, se entiende en todo su esplendor, se comprende su significado, se SOPORTA. Sacrílego Sarnago! Como dicen las señoras, "esto es así". Y punto.

Si te has comprado Watchmen hace poco, la has leído pero te ha costado bastante (no por nivel intelectual, sino por otros factores), y al rato te has releído varios tomos de Invencible, alomejor ya no es tan "obra maestra". Al menos no hoy, no bajo la etiqueta impuesta por otros (y he oído alabanzas de gente que probablemente, no ha leído Watchmen).

Probad a dejarle Watchmen a alguien ajeno a los cómics, hoy. Y dejadle, en el mismo periodo de tiempo, Invencible, por elegir una de las obras actuales "corrientes", no englobadas bajo un sello. O dadle el cómic de Walking Dead, Authority, Powers, o sencillamente Civil War o la saga de Crisis de Identidad.

Y muchas de ellas son deudoras de Watchmen, ojo, eso hay que reconocerlo. Pero todo tiene un contexto temporal y editorial, y Watchmen era una maxiserie de 12 números de 20 páginas, algunos de esos números, verdaderamente entretenidos y acojonantes. No era el libro que es hoy, no era la "novela gráfica" que es hoy, no era la "obra maestra" etiquetad por crítica y editorial que es hoy. Quizás si la tuviera como la maxiserie que fué en su día, la habría releído más veces.

Para mí, las obras maestras (en función de ese impacto y relectura regular que mencioné al principio), son y serán siempre ése cómic de Batman que menciono, Daredevil: El hombre sin Miedo de Miller y Romita Jr, algunas sagas de las series regulares de Spiderman, Superman y Batman, La Hulka de Byrne, el Daredevil de Bendis, Kick-Ass, Superman: Rojo, Invencible... la mayoría de ellas, series regulares, o eventos de los cómics convencionales.

Os dejo, que estoy preparando un CROSSOVER para el Power Pains de las semanas venideras... Iván Sarnago.


2 comentarios:

  1. Yo no le he dado respuesta, pero bueno, tampoco pretendo ser tajante en una opinión, solo reflexionar en voz alta sobre ello... Jeje!

    ResponderEliminar