sábado, 13 de abril de 2013

Spain is Pain #98: Entrevista a Pablo Ríos autor de Azul y Pálido.


Hoy publicamos la entrevista realizada a Pablo Ríos autor de Azul y Palido (Entrecomicscomics, 2012) el 23 de marzo, un día después de la presentación de su opera prima en la librería La Extravagante de Sevilla. En esta hablamos de los nuevos modelos de negocio de la industria del cómic, de la función del autor, de su obra y nos desvela en exclusiva de que tratará su próximo trabajo.

Miguel Pérez.- A diferencia de otras editoriales que concentran toda la promoción el mismo mes del lanzamiento la tuya esta siendo muy prolongada en el tiempo.

Pablo Ríos: Es que no hay dinero. Una de las cosas que tiene Entrecomicscomics es que es una estructura muy pequeñita y es una editorial que puede gestionar lo que puede gestionar. La promo se ha hecho principalmente a través de internet porque para que haya una presentación “física” se ha de interesar el espacio. Sí que es cierto que Iñaki hizo las gestiones para que la presentación en Barcelona fuese en un espacio más grande. Pero vamos, que no podemos montar una gira.

Miguel: Teniendo en cuenta de que Azul y Pálido es la segunda referencia de la editorial. ¿Cómo están yendo las ventas?

Pablo: La venta a través de la web la tenemos muy controlada y en la venta a librero no hay devolución, pero dependiendo de la cantidad que pida le hacemos un descuento. La tirada ha sido de 1000 y por internet se ha vendido muy bien, de hecho en la presentación de Barcelona Iñaki saco la factura de la imprenta  que eran unos 3000 y pico euros, cuando este dinero se recupere, es cuando empezamos a repartir a 50%.

Miguel: ¿Que feedback estáis teniendo del público?

Pablo: La gente viene a las presentaciones, luego por twitter la gente sí que me comenta que le ha gustado. Es todo mucho más personal.

Miguel: Entonces el modelo de las nuevas editoriales, aparte de lo económico, está más basado en él cara a cara (aunque sea a través de las redes sociales).

Pablo: Es que eres un autor pero te has de involucrar mucho más en el proceso de venta, porque si no te implicas estas perdido.
Miguel: ¿Cuál es el germen de Azul y Pálido?

Pablo: El punto de partida es un tebeo que quiero hacer de aventuras en plan espada y brujería partiendo de Däniken, rollo Dioses Atlantes que vuelven a la tierra una reinvención de los eternos, pero me atasco y no se seguir. Yo siempre he pensado que el primer tebeo que haces puede ser el último porque nunca se sabe, entonces decido hacerlo de un tema que me gusta muchísimo.

Miguel: Entonces esto ha sido como un escape.

Pablo: Si, claro.

Miguel: ¿Cuántas páginas tienes del otro?

Pablo: Enteras 4 o 5 páginas, y una 15-20 medio perfiladas, pero no lo voy a acabar, en parte porque a mí las escenas de acción me cuestan muchísimo.

Miguel: Sí que hay una cierta idea vinculada al fin del mundo al de los advenimientos que en cierta manera son un ataque al status quo. Los abducidos son todos unos revolucionarios.

Pablo: De hecho la idea del tebeo es esa, la construcción de tu propia realidad. Hay gente que no le gusta el mundo en el que vive y se inventa uno nuevo, en este caso en concreto los protagonistas han optado por las abducciones extraterrestres.

Miguel: Construyes un mundo en el que abstraes a los personajes de tal manera que ellos no son los raros sino que son los que aportan normalidad a todo el discurso.

Pablo: Creo que la normalidad es no conformarte con el mundo en el que vives. Pero esto es más escapismo que otra cosa porque soluciones no aportan ninguna, al menos a nuestra realidad.

Miguel: En qué momento te decides por el testimonio como elemento articulador del discurso.

Pablo: Cuando empiezo a pensar en las historias, entonces veo que si yo me posiciono y parto de la premisa de alguien que se inmiscuye en la vida de esa gente iba a desvirtuarse todo. Así que decido dejarles hablar a ellos para que sean ellos los que nos cuenten su historia.
Miguel: De hecho en la historia de Sixto Paz cortas cuando van a dar el resultado del polígrafo. No se te paso por la cabeza centrarte en la recreación de los hechos por encima del testimonio.

Pablo: En el de Travis Walton hago una recreación de una recreación, pero en general me interesaba más que ellos contaran su realidad antes de centrarme en la sucesión de hechos que era un poco rollo.

Miguel: De que fuentes de información has tirado.

Pablo: De todo, You Tube, libros,etc. Yo tengo un montón de libros heredados de mi de mi suegro de la Biblioteca Otros Mundos, que es una colección de Erich von Däniken, ahí había un montón de información. Lo que pasa con esos libros, por los casos tratados, la información se contradice, muchas cronologías de un libro son diferentes a las de otros. Yo no podía hacer lo que hace Joe Sacco ir al lugar donde suceden las cosas y entrevistar a los testimonios.

Miguel: Entonces solo has utilizado fuentes de información secundaria. No se te ha pasado por la cabeza intentar contactar con alguno de ellos.

Pablo: Intenté hablar con Bongiovanni y no me contestó. Y entonces vi que iba a ser complicado y desistí.

Miguel: Como encaja tu obra en esta mitología que se está asentando desde mediados de los noventa ¿Qué intentas aportar?

Pablo: Mi versión, el cómo veo todo esto. Nada más, ni hacer la obra definitiva, tan  solo poner sobre la mesa todo eso que me ha interesado tanto para que la gente lea lo que yo opino.

Miguel: Como ha sido la selección de casos, se ha quedado alguno fuera.

Pablo: Yo hubiera metido a Carlos Jesús, pero no lo hice porque pensé que el público no lo iba a entender.

Miguel: Pero para una edición en el extranjero cabria.

Pablo: A lo mejor sí. Se entendería de otra manera.

Miguel: Azul y pálido tiene un punto de aquellas revistas de los ochenta y los noventa en las que el lector sentía una pulsión escópica por las fotografías.

Pablo: A mí me hubiera gustado ser investigador de todo esto. Pero se suele acabar demasiado metido en el tema, se pierde la perspectiva y acabas contaminándote.

Miguel: Por lo general te sitúas en un término medio pero en algún caso te decantas y dejas de ser imparcial. 

Pablo: Con Bongiovanni sí que me la juego un poco más y dejo claro lo que yo creo que es: alguien más cercano a un estafador que a otra cosa. Pero con el resto quería que ellos hablaran y yo quedarme fuera.
Miguel: Si cogieran Azul y pálido grabado en oro y lo lanzaran al espacio ¿Qué pensarían los extraterrestres de nosotros?

Pablo: Me gustaría que pensaran que somos una especie que sueña y que anhela, que el ser humano piensa que en realidad hay algo más y que tiene un sentido de la espiritualidad que no debemos perder.

Miguel: Antes de Azul y pálido cual era tu relación con la creación de comics.

Pablo: Hace muchos años hice un fanzine, he colaborado con El Estafador, también una colaboración en Interzona para la semana de Cine Fantástico de San Sebastián, coordinada por Borja Crespo; y ya está. 

Miguel: Ha sido llegar y besar el santo.

Pablo: Sí, me he vestido de largo.

Miguel: Hemos empezado hablando de los nuevos modelos editoriales. No sé si has visto el post de La tormenta perfecta. ¿Qué opinas al respecto?

Pablo: ¿Qué si lo he visto? Vengo on fire con eso, creo que lo que dice Antonio Martín es una perogrullada, me parece bien que se señale que la industria esté en crisis como lo está la fontanería o la construcción; el mundo del tebeo está fatal pero España está horriblemente mal. En cuanto a la segunda parte de la opinión, intentar que los críticos y los teóricos tengan algo que decir: yo creo que la función del crítico y el teórico es hablar de arte, si se está hablando del buen momento del tebeo español, lo que está ayudando a salir de esa crisis. Si dices que estamos en un buen momento y que este producto es bueno o que es interesante, se está espoleando a que la gente compre. Y si la gente compra por eso es que está ayudando. No sé qué receta tiene que dar la crítica.

Miguel: A todo esto hay que sumarle el debate estéril que si graphic novel si, graphic novel no. Que pone de manifiesto cierta aversión contra el autor de comic estrella español.

Pablo: Yo sí que creo que debe haber artistas señeros. Cuando estas apostando por un autor creo que estás diciendo que es interesante. Si Terenci Moix vendió en su momento un millón de copias de No digas que fue un sueño, era en parte porque era una figura pop y lo compro gente que no se había leído un libro en su vida. El autor es lo principal, sin el no existe la obra. De verdad pienso que la novela gráfica y el apoyar al movimiento autoral pienso que es un camino, no te digo que sea el camino, ni se la receta pero creo que es importante y que debemos seguir por ahí.

Miguel: Según tu ¿Cuál es la función del autor dentro de la industria?

Pablo: Creo que lo importante es que el autor haga obras que sean sinceras, cada uno hará de su capa un sayo. Yo intento vender mi tebeo porque estoy orgulloso de él, que cada uno esté orgulloso de su trabajo delante del público y que cree un atractivo y un caldo de cultivo que a la gente le interese. El otro día con Moderna de Pueblo, que no es un tebeo que me interese particularmente, ha conseguido crear un ambiente propicio para que su presentación se petara completamente y se vendieran muchos tebeos en esa presentación y se vendan miles de copias de su tebeo. Lo que me parece interesante es que haya un autor que pueda atraer a tanto público como autor.

Miguel: Viendo la situación económica ¿son los nuevo modelos más propicios?

Pablo: Al menos habrá que intentarlo, es otra salida. Yo sé que se han imprimido 1000 ejemplares si los vendemos ganamos todos. Puede que el microconsumo sea una salida, a Caramba le está dando frutos y está sacando buenos tebeos, Autsaider está haciendo lo mismo, el beneficio vendrá luego. También está el crowfunding con el que mucha gente está sacando adelante sus proyectos. En cierta manera la gran industria se ha quedado anquilosada.

Miguel: A parte de las obras para el gran público parece que todo apunta a que el cómic más personal pueda tener su salida en la editorial pequeña porque conocen mucho más a sus lectores.

Pablo: Es que hay que ser consciente del tebeo que tienes, por ejemplo el Moowiloo Woomiloo no es un cómic para todo el mundo, pero eso no hace que sea  un tebeo peor. En el caso de Azul y pálido se ha intentado llegar a un público masivo. Iker Jiménez lo ha mencionado en su programa que es una de las cosas que queríamos. Hay un chico que trabaja en Milenio 3 y de otra persona que trabaja en la revista Enigmas que me comentaron que se lo había comprado por su cuenta, entonces pensé “ya he llegado al máximo de mis posibilidades”. Sin dinero para promoción ni publicidad en medios, y si está interesando a ese público cercano al misterio, algo habremos hecho bien. Si hemos llegado ahí es que ha generado el suficiente interés.

Miguel: ¿Se ha notado en ventas?

Pablo: Si, y con la nominación también.

Miguel: Este tipo de lector es más de click o de librería.

Pablo: Nosotros queríamos que fuera más de click pero en la librería está funcionando muy bien. Al comprador de internet le regalábamos una lámina y un marcapáginas como valor añadido.

Miguel: Leí en una entrevista con Juarma que tenías un proyecto futuro sobre futbol.

Pablo: Si, yo soy muy futbolero. Lo que pasa que es un guionista, no voy a decir el nombre por si la cosa se cae, que está muy ocupado  y va a ser difícil coordinar la agenda. Ahora estoy con otra cosa.

Miguel: Y es….

Pablo: Te lo digo en primicia. Es una aproximación a la vida de Jesucristo y el valor de su figura en los inicios del cristianismo y que supuso el cristianismo para el mundo.

Miguel: ¿Cómo va a ser esa aproximación?

Pablo: Puede ser una segunda parte de Azul y pálido al menos en el tono, aunque un poco más ficcionalizado.
Primeros esbozos de la próxima obra de Pablo Ríos

Miguel: Abducidos, Futbol y Jesucristo…

Pablo: Eso es lo que me mola a mí. En cuanto al asunto de la espiritualidad cuanto mayor me hago más la voy abrazando.

Miguel: Eso ya se percibe en Azul y pálido.

Pablo: Es que es un discurso muy bonito. El contactado lo que te dice es que seas buena persona.

Miguel: Y no hay contactados que digan: “vamos a salir corriendo que nos van a crujir”. ¿Son todos buenrollistas?

Pablo: Los malrolleros siempre tienen a posteriori la amenaza del buenrollismo.  

Miguel: Para acabar, si le tienes que explicar a alguien que no sabe nada de cómic que es un autor de tebeos. ¿Cómo lo haces?

Pablo: Creo que es alguien al que le gusta dibujar y que tiene que expresarse a través del dibujo y la palabra. 
                                                                                                                                          @Mr_Miquelpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada