sábado, 3 de diciembre de 2011

Spain is pain #7: Pero… ¿Qué pasa con El Jueves?


Voy a intentar esbozar él porqué de la pregunta e intentar encontrar una respuesta. En primer lugar: ¿le pasa algo a El Jueves?; la respuesta rápida sería sí y no. Me intento explicar, hace poco hablando con unos amigos sobre la revista en cuestión los comentarios sobre esta oscilaban entre es un “un muerto en vida” a que “está pasando por un buen momento”.
La verdad es que creo que ambas opiniones son acertadas. Aunque suene muy manido, estamos en un momento de cambio y El Jueves es una revista con más de treinta años a su espalda con un pasado heroico y una reputación ganada a pulso; y no nos engañemos eso pesa mucho, tanto que es muy difícil mantenerlo durante tanto tiempo.
Si recurrimos a los correos de los lectores destacan aquellos de los que se autodenominan como lectores de toda la vida. Estos echan de menos aquellos tiempos en los que esta revista era un claro referente cultura popular de una España en un momento de cambio social y político. En ese periodo y a lo largo de la década de los ochenta los autores de las historias que conformaban El Jueves consiguen dotar a través de sus creaciones una identidad única, de carácter contestatario, que ha perdurado hasta nuestros días al menos en la forma aunque no siempre en el fondo. No es que los autores que conforman la plantilla actual de El Jueves no sean buenos autores, sinceramente creo que en algunos casos particulares superan en muchos sentidos a los que se pueden considerar como clásicos dentro de la revista. En mi opinión lo que sucede es que la identidad de la revista es tan clara y está tan asentada en el imaginario colectivo que sobrepasa cualquier intento de renovación o redirección.
Siguiendo con los correos de los lectores de toda la vida se pueden leer las opiniones discordantes con dichos procesos en los que la revista se encuentra a medio camino de preservar su espíritu original y las nuevas derivas editoriales a través de las cuales se intenta ganar y conservar lectores. Quizás ese sea el mayor problema que tenga El Jueves una falta de identidad definida debida a la perdida de los autores que hicieron de esta revista el referente del humor satírico en este país que no se ve compensada por los nuevos autores con un discurso propio que la revista no ha sabido encauzar en la creación de una nueva identidad.
Resulta curioso que la sección “El gas de la risa”, para mi gusto una de las mejores de la revista, quizás la que más aceptación tiene entre un público joven y que busca algo más entre las páginas de la publicación, haya quedado en mera anécdota pasado de cuatro a 2 páginas cada semana. Si las condiciones económicas fuesen favorables posiblemente sería una revista con identidad propia y no en un mero experimento.
Sin embargo, todo esto se trata de una opinión muy personal de un lector habitual de El jueves que ve como semana tras semana deja de leer más páginas de una revista que necesita tomar una dirección clara y decidirse dar el paso de dejar a los nuevos autores tomar las riendas de la revista de una vez por todas. Y es que lo que fue El jueves, ya no lo será nunca más y mientras se quiera seguir viviendo de las glorias pasadas no dejará de ser un muerto en vida a pesar de que en la actualidad tener alguno de los mejores autores que ha tenido nunca.

                                                                                                                                          @Mr_Miquelpg

3 comentarios:

  1. Yo creo que el pequeño problema de El Jueves, si es que lo tiene, es que ha pasado de buenos autores de humor gráfico, satíricos ellos, a buenos autores de cómic. Evidentemente esto provoca que quien busca la mala baba se aparte un poco de la revista, quien deriva más hacia una publicación menos pegada a la actualidad, con secciones dedicadas simplemente a un tema o personaje. Como tú dices, esto no es ni bueno ni malo, aunque desde mi punto de vista estoy más predispuesto a leer un autor que no me gusta cuando me habla de actualidad que cuando me habla de sus temas propios. Al igual que tú, cada vez me salto más páginas de El Jueves, por algo tan sencillo como que esos autores no me dicen nada.

    ¡Larga vida a Pedro Vera!

    ResponderEliminar
  2. Estupendo artículo, en serio. Sobre otras cuestiones, no me atrevo a opinar. Bueno, sí, una cosa: quizás este tipo de publicaciones estén en su ocaso debido a su sectarismo ideológico; la opinión pública ya no se deja embromar por el dobermann, y en El Jueves juegan mucho a eso, aunque luego algún iluminado diga que tratan de ser imparciales. Mentira.

    ResponderEliminar